A propósito del Día Nacional de la Juventud

Por: Amín Matías

El 31 de enero de cada año es celebrado en la República Dominicana el Día Nacional de la Juventud (Ley 20-93). A propósito de esto es necesario hacer una reflexión sobre lo que considero es la realidad de la Juventud de la Republica Dominicana en estos momentos.

De los 9.4 millones de habitantes que tenía la República Dominicana para el año 2010, 3.3 millones son personas jóvenes con edades entre los 15 y 34 años.

Las preguntas obligadas son: ¿cómo el alrededor del 30% de la población dominicana no tiene participación social y/o política? ¿Por qué no se visualizan como  sujetos de cambio? y ¿Por qué no existen espacios reales que respondan a las necesidades de este sector?

No hemos entendido (o nos han enseñado) la importancia de impulsar cambios desde nuestro entorno, que nos ayuden a crecer y ver que trabajar para mejorar la situación actual del país y del mundo, no es una tarea para ser pospuesta; siendo nosotros los actores y actrices de este nuevo liderazgo social y político.

La sociedad nos ha permitido compartir y conectar con diferentes puntos de vistas, así entendiendo que el verdadero ejercicio de democracia es el que se construye entre el disenso, el respeto y el aporte que puede hacer cada uno de los actores; Cosa que contrasta con la idea de que en la Republica Dominicana “pensar, ser y actuar diferente” es malo.

¿Cómo quieren que respondamos al que ver que la republica Dominicana? ocupa altos lugares en materia de corrupción, desempleo, despilfarro de fondos, embarazos en la adolescencia, baja calidad en la educación y cuantas otras cosas más; pero si a esto le sumamos que somos un país muy politizado pero con poca participación y opciones políticas.

Esto se refleja en el no haber sido tomado en cuenta en la definición de la mayoría de políticas públicas nacionales y que  todavía mucho nos ven como agentes sin experiencia para desempeñar funciones con alta calidad, es un reto romper con esa ideología adultocentrica.

¿Es acaso querer cambiar esa realidad ser “entrometido” o “vaina de muchachos”?

Lo necesario es que en todas estas luchas podamos hacerla puestos en PERSPECTIVA, es decir, en ese punto medio en el cual te sitúas donde realmente debes estar, ni muy cerca que te afecte…ni tan lejos que te insensibilice.

Necesitamos plantearnos y analizar la posibilidad de crear una articulación juvenil integral, sacando lo mejor de cada sector y definiendo tareas precisas, si es cierto que queremos cambiar la situación actual.

 Santiago, 31 de enero 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *