Presentan en Santiago estudio sobre Atención Primaria en Salud

Presentan en Santiago estudio sobre Atención Primaria en Salud

Revelan que solo el 8% de la población es atendida en el Primer Nivel de Atención en Salud

El Primer Nivel de Atención en Salud solamente cubre, y de manera precaria, el 8% de la población, situación que revela el carácter inequitativo del sistema sanitario del país y pone de relieve el fracaso de la reforma iniciada hace 18 años.

El dato aparece en la investigación Atención Primaria en Salud, Situación y Retos en la República Dominicana, puesta a circular este martes en Santiago en un acto que contó con la participación de autoridades sanitarias, líderes sociales, profesionales del área de la salud y académicos.

El estudio indica que la Atención Primaria en Salud está muy lejos de ser una prioridad del Estado Dominicano, lo que queda demostrado en la baja inversión, el alto déficit de centros de atención en las comunidades más empobrecidas, los limitados recursos humanos dedicados a esta área y la pésima calidad de los servicios.

Puntualiza el estudio que a 18 años de creado del Seguro Familiar de Salud (SFS), éste no oferta, de manera gratuita, los servicios de Atención Primaria.

“En el Primer Nivel de Atención deberían resolverse cerca del 80% de los problemas de salud de la población, además de prevenirse enfermedades y promoverse la vida sana. Pero a 40 años de implementación de esta estrategia, el Estado ha hecho muy poco, a tal punto que solo el 4% del presupuesto de salud se invierte en el primer nivel de atención”,  establece la investigación,  realizada por Adagel Grullón, Katherine Javier, Marisela Duval, Rafafel Jovine y Adalberto Grullón.

El estudio fue auspiciado por la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA), entidad que agrupa a 56 organizaciones sociales que tienen entre sus prioridades buscar soluciones a la crisis sanitaria del país.

Las mil 494 Unidades de Atención  Primarias (UNAPS), además de ser insuficientes, constituyen solo el 20% de las que deberían existir; operan en condiciones de precariedades extremas. El 60% de los médicos que tienen asignados son médicos pasantes, sin experiencia, con conocimientos limitados y solo un 5% de las UNAPS están coordinadas por médicos familiares o comunitarios. El 84% de los locales donde operan son viejos, pequeños e inadecuados para prestar servicios sanitarios de calidad.

Dadas estas deficiencias a las UNAPS solo acuden quienes no tienen otras opciones. El 43% de sus usuarios son personas desempleadas y el 83% carece de recursos para trasladarse a otros centros hospitalarios.

Entre las causas que los investigadores establecieron como explicación de esta crisis del primer nivel de atención en salud están la baja inversión del Estado en Sanidad, que es inferior al 2% del Producto Interno Bruto (PIB),  el fracaso de la reforma implementada desde el 2001, la política de privatización de la salud  que promueven organismos internacionales y el propio Estado, la debilidad de la rectoría pública y los problemas gerenciales del sistema.

En el acto de presentación se explicó que la metodología usada en la investigación abarcó la aplicación de dos encuestas nacionales, una entre coordinadores de Centros y Unidades de Atención Primaria y otra entre usuarios de los servicios que éstas prestan.  También se aplicaron 22 entrevistas a funcionarios gubernamentales, expertos en el tema de salud y lideres de gremios del sector y de organizaciones de la sociedad civil.

El evento fue organizado por el Centro Integral para el Desarrollo Local (CIDEL), La Fundación Solidaridad, el Centro Montalvo, el Movimiento Feminista Hermanas Mirabal, organizaciones que forman parte de ADESA en Santiago, y contó con la colaboración del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES) y el Recinto Santiago de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Hablaron en el acto, Ana Vásquez, representante provincial de ADESA y del Centro Integral para el Desarrollo Local (CIDEL), Reynaldo Peguero, director del Plan Estratégico de Santiago, Dra. Alicia Rivas, Coordinadora de la Carrera de Medicina del Recinto Santiago de la UASD y Alba Reyes, Coordinadora general de ADESA.  El Estudio fue presentado por Rafael Jovine y Adalberto Grullón del equipo responsable de la investigación.