Vida digna y libre de violencias para mujeres y niñas

En este aniversario del Día Internacional de las Mujeres nuestro movimiento exige una vida digna y  libre de violencias para las mujeres y las niñas.

Resaltamos el trabajo de cientos de organizaciones de mujeres sociales y feministas que desde las múltiples luchas y apuestas colectivas hemos logrado avanzar en el reconocimiento jurídico, legislativo y político de los derechos de las mujeres.

A pesar de nuestros esfuerzos falta mucho por alcanzar ya que infortunadamente las realidades de las mujeres dominicanas siguen estando en situaciones significativas de desigualdades e injusticias expresadas en las altas cifras de feminicidios con un promedio de 68 feminicidios íntimos (alrededor del período 2005  hasta noviembre del 2019 se registraron 1,295 casos según la PGR). (Efe, metrord, PGR). Estas estadísticas están limitadas pues no decir todo tipo de feminicidios.

La situación de la participación económica de las mujeres es muy desigual pues se estima que al 2017 la tasa de participación global de las mujeres en el mercado laboral era de 49% mientras que en los hombres es del 76%. (Profamilia, CEG-INTEC, enero 2019).

Hay falta de oportunidades para empleo dignos, los trabajos más precarios e informales son los quehaceres domésticos y la mitad de ellas perciben un salario de RD$6,000.00 pesos o menos, con un promedio de salario de 50% menor que las  demás mujeres ocupadas. Ibid.

Otras debilidades son la alta la tasa de embarazos en mujeres menores de edad, la no despenalización del aborto por causales, la alta tasa de mortalidad materna que es mayor del promedio de 104 casos por cada 100,000 nacidos vivos en el año 2018 en el Sistema Nacional Epidemiológica da MSP, para el 2019 fue de 173 y en el 2020 se incrementó  a 208, fruto del COVID-2019, según el e Viceministerio de Salud Colectiva(. (MSP) Ibid. Igual vulneralización se refleja en las adolescentes, pues  1 de cada cinco (20%) es madre o ha estado embarazada. ONE, 2015 y En-Hogar 2014). Ibid

Con respecto a las  medidas y programas asumidos por el gobierno ante  del COVID-19 no fueron tomados en cuenta  enfoques especiales y no se priorizaron los grupos en situación de vulnerabilidad: mujeres víctimas de violencia, mujeres de zonas rurales, las de menores recursos económicos, menores de edad con uniones tempranas, las inmigrantes con mayor preponderancia en las haitianas que son la mayoría, también personas que pertenecen a la comunidad LGBTIQ+ y las mujeres con alguna discapacidad, entre otras.  

En la política participan 4 mujeres en el Senado de la República de un total de 32 senadurías, un 24.72 % de mujeres diputadas de un total 134 diputaciones a nivel territorial; en los ministerios 3 mujeres de 22; en las elecciones municipales se eligieron 158 alcaldías, de las cuales fueron elegidas 19 mujeres con un 30.02 %, la mayoría fueron vicealcaldesas unas 137 con un 87.26%.   (Alvarado Bolaños, Carolina, El Mitin, julio 2020) 

Con estas cifras se fundamenta que hay que desarrollar una democracia real con garantía de los derechos humanos, la cual está muy limitada mientras se nieguen y limiten estas limitaciones, ya que las mujeres empobrecidas y discriminadas son las que más sufren con los grandes retrasos en el ejercicio de la participación política,  y en las garantías reales de libertad y poder para lo que es fundamental un estatus económico de igualdad, calidad de vida y seguridad.

Sostenemos en este 8 de marzo que es importante la demanda de políticas públicas que sean coherentes con los propósitos de transformación social para cual el ejercicio de poder en la política y en el Estado es clave.

Y en el ejercicio de la política nuestros legisladores y todo el Estado deben respetar los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las mujeres y se comprometan con la despenalización del aborto por eximentes en el código penal que se quiere aprobar. Con estas eximentes o causales pedimos la despenalización del aborto: si la vida de las mujeres corre peligro, si el feto no es compatible con la vida fuera del vientre de la mujer y si el embarazo es fruto de una violación o incesto. Obligar a la mujer a mantener estos embarazos violenta la Constitución en la Dignidad de las mujeres y por imponerles tratos crueles y maltratos sin importar su salud mental.

Este 8 de marzo y los demás 364 días del año hacemos viva la memoria de tantas mujeres que han perdido su vida por las limitaciones de las políticas públicas de los gobiernos, por la violencia feminicida, por el aborto inseguro.

Ante tantas vulneraciones a nuestros derechos invitamos a todas las mujeres a fortalecernos en medio de las adversidades, y a exigir unidas que se respeten nuestros cuerpos, nuestros derechos, nuestras vidas y nuestro Derecho a Decidir.

No puede haber democracia real, ni garantía de los derechos humanos mientras éstos se nieguen y limiten.

Organizaciones firmantes:

  • Casa Abierta
  • Movimiento Feminista Hermanas Mirabal,(MFHM)
  • Núcleo de Apoyo a la Mujer,(NAM)
  • Red de defensoría de Derechos de Mujeres y Jóvenes
  • Centro integral para el desarrollo Local (CIDEL)
  • Profamilia
  • Fundación mujeres Empoderadas Abriendo Caminos
  • Acción Callejera
  • Fundación Solidaridad
  • Organización para el desarrollo de la Mujer Dominicana, ODEMUD
  • Coordinadora de mujeres del Cibao
  • Red Esperanza, Amor y Paz
  • Movimiento por los derechos humanos la paz y la justicia Global, MONDHA
  • Fundación Vanessa

Movimiento Vida sin Violencia, MOVIDA

8 de marzo 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *